Actualidad

Obtenga más información sobre el envasado de los smoothies Holle

El surtido de smoothies de Holle –que se puede disfrutar sin mancharse– no solamente vale como merienda idónea para pequeños y mayores, sino que con su práctico envasado de bolsillo recerrable cumple también con las más altas exigencias en cuanto a la calidad de los productos y la conformidad medioambiental.

Ligeros, irrompibles, fáciles de agarrar para las pequeñas manos e idóneos para excursiones; los bolsillos recerrables ofrecen en cualquier momento y lugar una porción saludable de frutas y verduras. El envase está formado por 4 capas finas (tereftalato de polietileno/aluminio/poliamida/polietileno) y está estructurado de tal manera que la excelente calidad del puré se mantiene sin necesidad de frío. Todas las capas están libres de bisfenol A. La capa de aluminio garantiza un alto nivel de seguridad de los productos, dado que proporciona una barrera mejorada al vapor de agua, el oxígeno y la luz. La capa de aluminio no está en contacto directo con el puré. El cierre de seguridad, que no puede ser tragado por bebés, está hecho exclusivamente de polietileno, lo cual significa que se puede reciclar directamente. Además, los bolsillos recerrables son más respetuosos con el medio ambiente que el vidrio.

De acuerdo con un balance ambiental de los envases para alimentos de larga conservación, realizado a nivel europeo por el Instituto IFEU-Instituts, con el uso de los bolsillos recerrables se pueden ahorrar un 37% de las emisiones de CO2 y un 27% de combustibles fósiles en comparación con el vidrio.

Dado que los bolsillos recerrables requieren poco material de envasado por gramo de contenido,  la Normativa alemana sobre Embalajes califica el bolsillo recerrable como “envase de bebida no retornable con ventajas ecológicas“. El peso y el volumen de envasado reducidos son ventajosas para el transporte. En comparación con el vidrio u otros materiales, en un camión se pueden transportar mayor cantidad de bolsillos recerrables. Eso implica que por un lado se requiere menos superficie de transporte por cada tonelada de productos y por otro se precisa menos combustible. Todo ello habla a favor del uso del envase de bolsillo recerrable.

06/2017